2 octubre 2016 / Novetats / 1 comentario

Después de casi diez años en el Pallars, ha llegado otro cambio que quiero compartir.
En mayo de 2008 abrimos Casa Massa: hemos vivido, hemos trabajado y la hemos disfrutado mucho durante estos años.
Ha sido duro, difícil, apasionante, divertido y muy gratificante. Trabajar y estar con gente tiene estas cosas. Hemos aprendido muchísimo!

Ahora tengo la oportunidad de trabajar con mi hermana a la quesería Casa Mateu de Surp y estoy muy contenta. Hacemos un buen equipo y me apetece mucho aprender cosas nuevas.
Y ha llegado el momento de elegir porque las dos tareas son incompatibles.
No ha sido fácil pero creo que la vida es tomar decisiones y buscar nuevos retos. Es por eso que he decidido no seguir con Casa Massa y cerrar temporalmente.

Continuaré en el Pallars, donde vivo feliz. Me quedo con muchos recuerdos, con reencuentros muy especiales y con amigos que hemos hecho, que seguro que volveremos a ver.
El ritmo lento y la calma me han ofrecido momentos interesantes y especiales que ahora encontraré de nuevo en el trabajo artesanal de la quesería.


1 comentario

Dejar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.